Filtrar por

PrestaShop

Vibradores anales


Las aventuras son siempre bienvenidas para una saludable vida sexual, se esté o no con una pareja, probar límites y entrar en nuevos territorios siempre es importante para conocer nuestro cuerpo y el placer que este puede disfrutar. Es con esta mentalidad, que los vibradores anales se han convertido en una importante parte de la nueva era de reconocimiento, aceptación y placer sexual.

Un vibrador anal, lo que busca es estimular el ano con el fin de intensificar los orgasmos y añadirle un nuevo nivel al placer, ya sea en una noche en solitario o en un episodio en pareja. La estimulación anal tiende a ser poco explorada y experimentada, los tabús, que ya se encuentran cayendo, lo han mantenido así. Sin embargo, es debido a la cantidad de nervios que allí se encuentran, lo que ha invitado a darle un papel más relevante a la estimulación del ano y al efecto que un vibrador tiene en los orgasmos.

En la mayoría de las ocasiones, un juguete erótico como un vibrador anal o un plug vibrador es utilizado como complemento durante el acto sexual, con el fin de hacer a los orgasmos más duraderos e intensos. Es por eso, que estos juguetes tratan, en la mayoría de los casos, de estar hechos de materiales de gran suavidad para evitar molestias, por eso la gelatina y la silicona son consideradas como las mejores opciones para vibradores anales, sobre todo, para los que estén iniciando en este nuevo universo de placer.

El diseño del plug vibrador es muy variado, debido a que tanto los tamaños como las funciones se han perfeccionado con el paso del tiempo, permitiendo que el día de hoy, estos cuenten con diversos niveles de vibración y diferentes dimensiones, llegando a existir un tipo de plug vibrador que permiten ser inflado con el fin de aumentar su tamaño, en cualquier momento, para ofrecer mayor placer. El universo de los vibradores anales es muy amplio, se puede elegir aquellos que posean bases o tiras para facilitar su manejo, aquellos que tengan variadas texturas en él y por supuesto, no puede faltar el vibrador que sea a control remoto.

Los vibradores anales no invitan a la limitación sino a la experimentación, a la intensificación del placer y al control orgásmico.