Filtrar por

PrestaShop

Vibradores Dobles


Para experimentar nuevos filo de placer, solamente es necesario aparatos que faciliten el trabajo y ganas para ello. Es por eso, que comprar vibradores dobles significa un nuevo paso a un universo de placer que, probablemente, sea inexplorado. Los vibradores dobles ofrecen lo mejor de ambos mundos.

Todo el mundo conoce los puntos erógenos básicos de una mujer, siendo el clítoris el gran protagonista e increíblemente uno de los menos explorados, sin embargo, el placer que se puede originar de la estimulación anal puede romper cualquier esquema de placer conocido. Es debido a ello, que la búsqueda de combinar estos dos mundos para disfrutar de orgasmos más potentes, llevó a la necesidad de crear a los vibradores dobles.

Los vibradores corrientes significan placer, los vibradores dobles significan una doble penetración acompañada de vibraciones que estimulan hasta el último nervio existente, ya sea para noches de divertida soledad o para noches de aventuras en pareja; los vibradores dobles significan placer al cuadrado para una o más personas.

Estos vibradores son ofrecidos en el mercado hechos de diversos materiales desde la silicona y el gel hasta el metal y el plástico, con el fin de dejar en las manos de los compradores la importante decisión, que se deberá adaptar al gusto y a la necesidad. Lo mismo se podría decir sobre las funciones que ofrecen los vibradores, ya que existe la posibilidad de elegir entre distintos niveles de vibración, ritmos y controles, para que así el mando del placer y de los orgasmos esté en las manos. En cuanto al control de los vibradores dobles fue su búsqueda de proporcionar los mejores orgasmos, que se decidió dar la posibilidad de elegir entre un control ubicado en la empuñadura del mismo o uno de mando a distancia. De las funciones extras que se ofrecen, está la resistencia al agua y el uso de baterías recargables, opciones que permiten que la acción no sea exclusiva para la habitación.

Comprar vibradores no produce la misma reacción de hace un siglo, ahora no existen limitantes al placer o a la sexualidad de la mujer. Este proceso de independización de sexualidad femenina significó conocer su cuerpo, explorar nuevos territorios, comprar vibradores, utilizarlos y recibir buenas dosis de orgasmos, sin la necesidad de una pareja y sin sentir vergüenza. Por eso, los vibradores dobles abren las puertas a los orgasmos más intensos posibles.