Filtrar por

PrestaShop

Consoladores Clásicos


Para disfrutar de un orgasmo, se necesita solamente ganas, sin embargo, para hacer a los orgasmos más intensos, los juguetes para adultos, especialmente, los consoladores pueden ser los ideales. No importa del tipo de consolador que se trate, estos están garantizados como una fuente de placer y satisfacción inimaginable.

Los consoladores se pueden presentar en una gran diversidad de diseños, algunos tan extravagantes y de colores tan inusuales que es difícil identificarlos como tal, sin embargo, también existen esos consoladores clásicos que respetan la tradición, aparentan lo que son y cumplen con su principal función, ser fuente de los orgasmos más intensos posibles.

Los consoladores clásicos fueron los primeros creados, son esos a los que se les debe agradecer los orgasmos de hace décadas y las funciones que los consoladores de hoy en día poseen. Sin embargo, a pesar de ser considerado los “menos innovadores” por muchos, se mantienen como los más utilizados por la facilidad que significa, saber lo que se tiene y utilizarlo como se quiere.

Este tipo juguetes para adultos son los perfectos iniciadores para aventuras y experimentos de placer, tanto en las noches de aburrimiento en soledad como en noches de ardiente sexualidad con una pareja. En la actualidad, los consoladores clásicos mantienen su tradicional forma de pene, la cual no se ve afectada por el material que está hecho.

Las opciones de los materiales de los consoladores es muy diverso, este puede depender de no solamente de los gustos sino también de la experiencia. Es por ello, que para los novatos, los consoladores clásicos de gelatina o de gel son los más recomendados, estos son suaves, flexibles y de fácil aseo; haciendo más fácil su uso y los orgasmos que se desean. La dureza de los consoladores tiende a cambiar con la experiencia, por ello los de silicona, los de plástico y los de vidrio, son más para los más avanzados en el área.

Junto a los materiales, el tamaño también puede variar, pudiendo elegir entre unos de tamaño real a otros más pequeños y discretos. Con juguetes para adultos, los orgasmos y el placer no tienen un límite, estos son ideales para las desinhibiciones, para las aventuras sexuales, para las fantasías y para calentar hasta el último rincón de la habitación.